Cayetano, Cardenal (1469-1534)

Cayetano (Tommaso de Vio), el tomista renacentista más influyente, estudió y enseñó en Italia, distinguiéndose en la enseñanza, los comentarios y los debates como filósofo y teólogo. Ascendiendo a la dirección de la Orden Dominicana y haciéndose prominente en la política eclesiástica, fue nombrado cardenal en 1517. En 1518-1519 disputó con Martín Lutero.

Las obras de Cayetano suman más de cien títulos. Sus escritos posteriores se dedicaron principalmente a la exégesis bíblica; sus principales contribuciones a la filosofía tomista y la teología se deben a sus comentarios y tratados anteriores, especialmente su comentario sobre De Ente et Essentia de Santo Tomás de Aquino (Sobre el ser y la esencia, 1495), su tratado De Nominum Analogia (Sobre la analogía de los nombres, 1498), y su formidable comentario sobre Summa Theologiae de Aquino (1507-1522), que está impreso con la edición pontificia (leonina) de la obra de Aquino. Otros trabajos filosóficos significativos incluyen comentarios sobre el Isagogo de Pórfido y sobre las Categorías de Aristóteles, Análisis Posterior, De Anima, Física y Metafísica (estos dos últimos nunca se han publicado), y un tratado sobre economía.

El comentario De Ente et Essentia es una defensa sofisticada de la metafísica de Aquino, organizada vagamente en formato de pregunta, aclarando (entre otras cosas) las tesis tomistas de que el ser es el primer objeto de cognición, que la materia es el principio de individuación, y que la esencia y la existencia son realmente distintas en las criaturas. Atendiendo con sensibilidad al lenguaje, el trabajo, con los comentarios de las Categorías, también es una fuente importante para la semántica realista de Cayetano.

De Nominum Analogia enseña una triple clasificación y jerarquía de significado analógico. La analogía de la desigualdad solo cuenta como analogía desde la perspectiva del metafísico; lógicamente, es una forma de univocación (ya que el cuerpo se predica por igual, aunque se realiza de manera diferente en, planta y piedra). La analogía de la atribución es el error de pros hen de Aristóteles; un término que nombra principalmente una cosa se extiende a otras en virtud de su relación con la primera, ya que la salud se denomina animal (intrínsecamente, como sujeto de salud) y medicina (extrínsecamente, como causa de la salud del animal). La analogía de proporcionalidad no se basa en una relación, sino en una similitud de relaciones (ya que la visión ocular del cuerpo es proporcional a la visión intelectual del alma). Cuando es apropiado y no meramente metafórico, la denominación aquí es siempre intrínseca. Cayetano considera que esta es la forma más genuina, un verdadero medio entre la univocación y la equivocación, y la mayoría de su tratado explora las implicaciones (para la abstracción, el juicio y el razonamiento) de conceptos proporcionalmente similares.

Los escritos de Cayetano están moldeados por el contexto polémico del tomismo renacentista. Preocupado por abordar las objeciones de los humanistas (como el conde Giovanni Pico Della Mirandola, a quien debatió en 1495), los averroistas italianos y especialmente los escultistas (sobre todo Anthony Trombetta, su contemporáneo en Padua y objetivo dialéctico primario del comentario De Ente), Cayetano no se limita a repetir fórmulas de Aquino, sino que rearticula ideas tomistas en terminología a veces novedosa. A pesar de esto, y a pesar de las aparentes desviaciones de Aquino en puntos particulares (p.ej., si la inmortalidad del alma es demostrable), Cayetano fue considerado durante mucho tiempo como un expositor definitivamente autorizado de Aquino. Cuando el renacimiento tomista del siglo XX, distinguiendo al Aquino histórico de las tradiciones escolásticas de larga data, enfatizó las diferencias entre el Cayetano y el Aquino, Étienne Gilson y otros criticaron al Cayetano, especialmente en los temas de abstracción y existencia. Por analogía, algunos estudiosos cuestionaron si los elementos de la teoría sistemática integral de Cayetano, especialmente la discusión de la denominación extrínseca versus intrínseca, la preferencia por la proporcionalidad y la triple clasificación en sí, se justifican a partir de las reflexiones más dispersas y ocasionales de Aquino sobre el tema. Si el vocabulario filosófico distintivo de Cayetano es una desviación de la mente de su maestro, o un desarrollo legítimo del tomismo auténtico a la luz de las innovaciones de los siglos intermedios, sigue siendo una cuestión, pero la contundencia de su mente nunca se ha puesto en duda.

Véase también Aristóteles; Humanismo; Santo Tomás de Aquino; Tomismo.

Bibliografía

obras de cayetano

La Analogía de los Nombres y el Concepto de Ser. Traducido por Edward A. Bushinski y Henry J. Koren. Pittsburgh, PA: Duquesne University Press, 1953.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.